Es muy común que nosotros deseamos evitar hablar del tema de la muerte con nuestros hijos, pero también es común que al mismo tiempo queremos hacerlo porque tememos que experimenten el sufrimiento que podrán sentir por la pérdida que conlleva:
Por ello, cuando vamos a hablar con nuestros hijos sobre este importante tema, es recomendable:

1- REFLEXIONAR sobre las creencias que nosotros mismos tenemos sobre la muerte para estar conscientes y preparados sobre lo que le vamos a transmitir a nuestros hijos.
2- SER SINCERO: con frecuencia las mentiras o metáforas que usamos para que el tema de la muerte pensamos que ayuda a ser menos negativo, pero puede causar más malestar que alivio.
3- SER SENSIBLE A LA ETAPA DE DESARROLLO DEL NIÑO/A: porque frecuentemente la muestre se presenta en actividades cotidianas, como películas, juegos de video… los niños pequeños pueden tener dificultades para tomarla en serio.
4- ESTAR CERCA: lo mejor es partir sobre la base de lo que cada niño sabe o cree que sabe de la muerte, así partimos de una base y podemos darnos cuenta si tiene una idea correcto o una que le puede llevar a sufrir.
5- SER CLAROS: Debemos ser breves en nuestras explicaciones. La mente de los niños piensa en términos concretos, puede ser más fácil hablar del en términos biológicos, como un cambio en una función (dependiendo del niño)
6- ESPERAR: después de hablar con nuestro hijo sobre la muerte, puede parecer que se quede satisfecho porque regresa a sus juegos. Está bien darle tiempo para procesar la información y no presionarle.


7- TRANQUILIZAR: cuando se toca el tema, es normal que los niños pregunten a los padres: «¿tú también morirás?». Talvez sean demasiado pequeños para comprender que la muerte es permanente, pero lo que realmente les asusta es quedarse solos. Es una buena idea confirmarlo, preguntándoles: «¿Te preocupa que no pueda estar contigo?». Si confirman que es así, podemos tranquilizarles diciendo: «probablemente no muera en mucho tiempo, así que estaré aquí todo el tiempo que me necesites».

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *