Los estudios recientes demuestran que hay dos vías de la emoción en el cerebro. La vía directa y la vía indirecta de la emoción. En la vía directa de la emoción la amígdala manda información a la hipófisis y ésta libera las hormonas que producen la sensación al cuerpo.

Emociones con lóbulo frontal.
Lóbulo frontal, el indispensable equilibrio con las emociones se dá aquí. Controlador de celos.

La vía indirecta de la emoción acontece cuando la información viaja al lóbulo frontal y regresa para ser transmitida a la amígdala. Ésta vía indirecta de la emoción es sumamente importante ya que permite que el cerebro analice la emoción. Sin embargo, desgraciadamente la vía directa es más rápida que la indirecta, cuando el lóbulo frontal se entera de las emociones éstas ya están en curso a través del torrente sanguíneo y lo que hace es nivelar lo que ya soltó la hipófisis. A pesar de ésto no todo está perdido, a pesar de que la vía directa es más rápida, la amígdala almacena respuestas pasadas y si la respuesta por el lóbulo frontal ha sido en repetidas veces la misma, entonces la reacción instantanea de la amígdala cambia la valorización de como debe reaccionar el cuerpo. Ésto en resumidas cuentas quiere decir que si constantemente tomas las mismas decisiones emocionales tu cerebro poco a poco las respetará.

 

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *